Lonchera divertida y saludable

Influye positivamente en el desarrollo de las infancias con estas recomendaciones nutricionales, para que crezcan fuertes y ahuyenten a las enfermedades.  – Diana Delgado Cabañez   La alimentación es fundamental. Veamos qué dicen los datos. Según la Organización Mundial de la Salud, México es uno de los países con más obesidad infantil: se estima que […]

Influye positivamente en el desarrollo de las infancias con estas recomendaciones nutricionales, para que crezcan fuertes y ahuyenten a las enfermedades. 

– Diana Delgado Cabañez

 

La alimentación es fundamental. Veamos qué dicen los datos. Según la Organización Mundial de la Salud, México es uno de los países con más obesidad infantil: se estima que 24 por ciento de los menores de ocho años viven con sobrepeso y 44% los menores de tres años no consumen frutas ni verduras.

¿Qué hacer para que las hijas y los hijos lleven a la escuela un lunch saludable y que, sobre todo, se les antoje? De acuerdo con Paty Cuevas, especialista en nutrición infantil y en enfermedades del neurodesarrollo, para mejorar la calidad de la alimentación es necesario incluir a diario todos los grupos de alimentos y agua simple.

“La proteína, que obtenemos por ejemplo del pollo, el pescado o la carne roja, es básica, pues aporta elementos al sistema muscular. Las frutas y las verduras aportan vitaminas y minerales, mejoran el sistema inmune y dan energía para rendir todo el día, al igual que las grasas saludables, como las que podemos consumir en el aguacate, y el Omega 3 y 6”, explica.

Todo estos nutrientes juntos influyen sobre el crecimiento y el desarrollo del cerebro y los demás sistemas. En cada casa pueden adaptarse las recetas al gusto y al poder adquisitivo.

Otro tema a considerar son las porciones. La nutrióloga sugiere tener en casa platos infantiles, pues sus divisiones son útiles para medir las cantidades: la parte más grande es para frutas y verduras y el resto se divide un cuarto para proteína y el otro para carbohidratos complejos, como el arroz y la pasta. 

Las golosinas, aunque no quedan fuera, deben limitarse a una por día. En cambio, el agua natural es imprescindible.

Para que a los peques les encante, hay que hacer comida variada y divertida con combinaciones de colores y sabores. Para darle un toque diferente, puedes usar cortadores de figuras, así como tóperes y loncheras llamativas. 

 

Ejemplos de lunch

  • Un huevo con espinaca acompañado de una rebanada de pan integral, fruta picada con yogurt natural y agua simple
  • Un sándwich de atún o de queso con aguacate y jitomate, acompañado de verduras (como jícama o zanahoria con limón y chile), semillas (como nueces o cacahuates) y agua natural
  • Ensalada de pollo con verduras, como papa, chícharo y zanahoria, además de una rebanada de pan con crema de avellana o cacahuate y agua simple.

 

Recomendaciones generales

-Incluir siempre una proteína, como huevo, pollo, queso, yogurt natural sin azúcar, frijoles

-Frutas y verduras

-Cereal o carbohidrato complejo: pan, tortilla, papas, avena, granola

-Agua simple

-Preferir los alimentos frescos y naturales

-Evitar lo ultraprocesado

-Revisar los sellos de advertencia en los productos y elegir los que tengan pocos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Relacionadas

En las escuelas maristas late una esencia única que va más allá de la educación tradicional: se trata de un compromiso firme con la formación de seres que puedan expresarse libremente y se desarrollen en ambientes seguros, solidarios e inclusivos.

El vibrante mundo actual nos enfrenta a la constante preocupación de brindar a nuestros hijos una educación de calidad, desde preescolar hasta la universidad. En este contexto, surge la Inversión Educativa Tec, una estrategia innovadora que es una puerta abierta al futuro de tus hijos.